1.8.09

Chica Piruleta

“Pasó un largo tiempo hasta que Blanca vio en el móvil: Alex.
[Estoy en Salamanca. Si quieres verme a las 20.00 horas en la puerta de los cines Van Dyck. La película empieza a las 20.10, tenemos así 10 minutos para elegirla… Luego prometo invitarte a cenar y helado de chocolate… que sé que te gusta, princesa]
Lo había vuelto a hacer, le había llamado princesa. Ella sonrió de una manera estúpida. Corrió al salón y marcó el número de la que ella llamaba Chica piruleta, era una de sus mejores amigas y le puso ese pseudónimo porque ella era dulzura; hablaron un poco de todo y de nada y en un momento dado, le contó algo:
.
-Ah… se me olvidaba ¿sabes que Laura conoció a un chico bastante mayor que ella?
-No, no me lo habías dicho…
-¿No? Pues se me pasaría… pues sí lo conoció en… hace un tiempo; y es muy simpático. Y éste le ha dicho de quedar… pero ella no sabe qué hacer. Yo le he dicho que vaya… -mintió.
-Guau… pues si es muy simpático… no sé… es que no sé… -rió- yo creo que iría… pero no sé…
-Ya, lo has dicho unas cuantas veces ya… -rieron esta vez, las dos juntas.
-Ya lo sé imbécil… dile que vaya… no pierde nada, pero que queden en un lugar donde haya gente…
-Pues sí… se lo diré. Bueno la llamo para decírselo ¿vale?
-Oye, ¿nos vemos hoy?
-Hoy… hoy… hoy no puedo, iré a ver a mi abuela que hace un montón que no la veo –volvió a mentir.
-Vale. Hablamos… idiota. Besitos.
-Adiós boba. Besos.
Y una amiga estaba feliz y la otra también. Y una acaba de decir una mentira y la otra se había creído la mentira. Pero en ese momento, nada de esto importaba. La pequeña princesa estaba feliz, sonreía sin parar. Cogió aire y abrió el armario. Revisó prenda por prenda, ideando la combinación perfecta, aquella que le dejara sin aliento. ¿Pero por qué pensaba aquello? Se estaba comportando como una pequeña puta, ideando algo perfecto para conquistar al chico… al hombre que acababa de conocer… Pero en aquel momento no le importó. Escogió el vestido fabuloso. Y se enfundó en él. En su rizado pelo se puso un lazo blanco y se calzó sus victorias blancas. Tenía ganas de asistir a esa cita. Apenas se maquilló. Cogió el bolso y al cerrar la puerta, miro hacia las escaleras y sonrió. Así, sin más...".


-¡Blanca! -exclamó Guille en un tono más elevado.
-¿Qué? -contestó Blanca algo asustada.
-Me asustas...
-Estoy bien... -y con cariño y sutilidad, le dio un beso en la mejilla.

4 comentarios:

Perezoso dijo...

La concordancia de la foto y el texto me mola.

Una pregunta, si quieres me la contestas y si no la obvias.
Y qué case de actriz eres, de teatro, de cine, de televisión??

UN BESO!!

Perezoso dijo...

No dudes en avisarme. Que si puedo ir, lo haré.

Besazos!

lenika dijo...

olaa, ya me he puesto al dia con las historias que llevaba atrasada, me esta gustando la historia, muy buena

La Chica Piruleta dijo...

Ohhhh salgo en esta historia!!
Me ha hecho muchaaaa ilusión, perdona por leerla tan tarde pero no estaba en casa.
Una de sus mejores amigas, que halago.
Parece que me conoces de toda la vida...porque yo tb hubiese dicho que fuese.

Princesa!!!! Te adorororo!!!!
Besos. Gracias mil!