1.7.09

Cúentame un cuento...

Él parecía saber cúando algo iba mal. Siempre llamaba en el momento justo.
-Hola... -dijo ella en un tono triste.
-... - el silencio inundó el auricular- ... Te paso a buscar en 15 min. estate abajo princesa.
Y cortó. Sin decir adiós, sin recordar que la quería, sin lanzarla un beso... como otras muchas veces. ¿Para qué? Recordar continúamente lo que había o no, lo que sentían o no... no era necesario.
Entonces, ella se vistió y se adecentó un poco; cogió el bolso y bajó al portal. Cuando abrió la puerta, allí estaba él, dentro del coche y con una sonrisa para los casos de emergencia.
Ella entró y no le miró a la cara. Se mantenía seria. Él seguía sonriendo.
-¿Qué pasa? - la sonrisa no desaparecía.
-Nada nuevo, que soy imbecil y que poseo el número mayor de taras de un ser humano...
Él, rompió a carcajadas en el coche... Ella le miraba con los ojos entornados.
Pero poco a poco sus ojos fueron haciéndose grandes y la sonrisa se dibujaba en la cara. En menos de 8 segundos, ambos estaban riendo.
-¿Sabes qué?
-Es evidente que no.
-Nos vamos.
-¿A dónde, cómo que nos vamos, por qué nos vamos? -repondió ella atropellando las últimas letras de las palabras con las otras.
-No lo sé...
-Pero y mis padr...
-Miénteles... -la cortó antes de que terminara de decir toda la palabra- o diles la verdad, claro...
-¡Estás loco!
-¿Qué? En la larga y bella vida que tienen las princesas, al menos una vez en la vida, son raptadas con permiso de ellas a lugares preciosos...
.
.

-Estás loco... - sonrió- Pero bueno... como tú dices que soy princesa... tendrá que cumplirse el cuento... ¿no?
Él también sonrió. Le acarició el muslo y rápidamente se acercó a ella y empezo a besarla, con mucha pasión. Lenguas entrelazadas, mordiscos en los labios, salivas que se convertían en saliva...
Y después; arrancarón a cumplir el cuento...




2 comentarios:

Aiser dijo...

Una princesa de rizos
digna de un cuento
de princesas, infinito.

Un beso de la Chica Piruleta.

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

Que bonito, claro que se iran, y mentira a los padres de la princesa.

:)
Un beso :*