13.10.09

Ternura macarra.

Andaba y sonreía. Sonreía y empezaba a correr. Corría llena de bártulos y seguía sonriendo. A lo lejos vio un coche. Blanca empezó a correr y a gritar a la vez.
-¡ESPERE! No sea tan cabrón de dejarme tirada, que sé que me está viendo… ¡ESPERE POR FAVOR! Joder… corre Blanca… Vamos… ¡ESPÉREME POR DIOS! –corría y gritaba, corría y murmuraba.
Blanca alcanzaba el coche y el coche no se movía. La cara de Blanca empezaba a cambiar.
-No puede ser…. –murmuraba mientras corría y alcanzó al coche. Abrió la puerta del coche.
-Hola.
-Pero… joder… ¿qué haces aquí?
-No pensarías que te iba a dejar aquí sola y más cuando ha empezado a llover a cantaros…
-Alex sonreía mientras miraba a Blanca.
-No sé si darte una hostia o darte un beso… -decía Blanca sin entrar en el coche.
-¿¡Pero quieres entrar, Blanca!? –dijo Alex sonriendo.
Blanca metió las maletas en el asiento trasero. Ella se sentó en el asiento del copiloto y cerró la puerta.
-¿Tú qué?
-Cómo que yo qué…
-Me dejas tirada y ahora estás aquí…
-Sí…
-… Esto es irreal, de verdad…
-Estás empapada Blanca… Cámbiate atrás y nos vamos venga…
-No me voy a cambiar atrás… No quiero que me veas…
-Por favor, no me hagas reír. Y lo digo por ti, porque así te vas a coger una pulmonía…
Blanca hizo una mueca y saltó entre ambos asientos al asiento trasero. Blanca obligó a Alex a taparse los ojos. Sacó de una de las maletas un pantalón rojo, unas bragas negras, una camiseta negra de tirantes, una chaqueta gris, un sujetador negro, unos calcetines de rayas y unas zapatillas grises. Se quitaba la ropa, se secaba con una camiseta y se iba vistiendo poco a poco. Alex miraba por el retrovisor a través de sus dedos… Era Blanca, una princesa empapada desnuda y algo tierna y macarra a la vez.
-¡QUE NO MIRES, ALEX! –gritó ella.
-Te he visto desnuda más veces… Además esa gota que te recorre el ombligo, me gusta...
-Me da igual…

.


Blanca siguió cambiándose, y Alex siguió mirándola. Cuando ya estaba vestida pasó al asiento del copiloto de nuevo. Alex la miraba. Blanca levantó el brazo, estiró la mano y la acercó con velocidad a la cara de Alex, en ese momento Alex levantó su brazo, abrió su mano y la cerró al segundo, agarrando así la muñeca de Blanca.
-Qué haces, Blanca…
-Pues intentaba pegarte un tortazo por mirón… ¿Me sueltas que me haces daño?
-No… no te suelto, Blanca… -y se acercó lentamente a la cara de Blanca.
-Suéltame Alex, por favor… -y Blanca comenzaba a sonreír.
-No… te diré lo que haremos… Tú vas a dejarte de bobadas, que llevas hechas unas cuantas y…
-… y… -ambos estaban muy cerca.

-... y tal vez pueda secarte esos labios carnosos... ¿no?
Tan cerca que en menos de un segundo estaban comiéndose la boca con ternura macarra…


.

5 comentarios:

bche dijo...

ayyy es escena de peli total :) jajaja me ha gustado mucho ^^ un besitooo!

Perezoso dijo...

Me gusta la ternura macarra, ya la has liado de tal manera que me quedaré sin saber qué ponía en el papel!!! Eres mala, princesita!!
Y seguro que sabes que estoy esperando...
MUUAACCK!

La Chica Piruleta dijo...

Ainssss pero que cosa más
preciosaaaaaaaaa!!
Si es que se adoran jeje.

Besos
pequeña
princesa
de rizos!

T
Q
M

lenika dijo...

yo sabia que alex volveria ! :)

lenika dijo...

olaa

que tal todo guapa?

ya he continuado la historia, ponte al dia, creo que te queda la de hoy y la anterior..

un besazo y espero que te guste :)