9.11.09

Estación de tren

El taxista le contaba a Blanca lo que él haría. Blanca no le escuchaba. Miraba por la ventana y pensaba en si la llevaría a la estación de bus o taxi.
.

Pensaba en los lugares a los que podía ir. Pensaba y pensaba, y entre tanto pensamiento se colaba Alex. No podía evitar pensar en él. En todo lo que había pasado y lo que pasaría a partir de ahora...
Blanca se sentía feliz. Era como una contradicción pero, realmente, era lo que sentía. Ella en el fondo sabía por qué estaba feliz. Sabía lo que su cerebro ideaba segundo a segundo. En lo que una parte de su cerebro pensaba, otra parte se acordó de algo... Acercó el brazo a una maleta, la abrió, metió la mano entre la ropa, cogió un papel, cerró la maleta, y leyó el papel. Sonrió, sonrió y permaneció con la sonrisa. Se guardó al momento el papel en la cartera que había en el bolso. Y cuando quiso darse cuenta estaba en la estación de tren.
-Pues eso es lo que te digo yo, chiquilla... Ahora haz tú lo que quieras y creas conveniente...
-Pues muchas gracias, lo tendré en cuenta... -sonrió Blanca sabiendo que no haría nada porque no le había prestado ninguna atención a aquel buen hombre- ¿Cuánto es?
-A este invito yo, guapa...
-No, por favor...
-Sí, déjame... Ha sido un grato viaje...
-Entonces siendo así... Muchas gracias por todo, de verdad...
-De nada... y a ser feliz, aunque usted sonríe mucho...
Blanca sonrió de nuevo, cogió sus cosas y cerró la puerta de aquel taxi. Cogió aire y se dispuso a entrar en la estación.
¿A dónde iba?
.

3 comentarios:

Perezoso dijo...

No me dejes así!!!!
Ten piedad de mí!! Y si sacas el papel pues ya saca a relucir lo que pone!!
Joooooooooooooooooooooooooo!!

MUUUACCKK!

Sirope de menta dijo...

Holaa!! :)

aayy! que pone en el dichoso papelito que la pone tan contenta!!?? desvelalo ya princesita rizada!
muaaá

Ela dijo...

quiza era una carta de amor!
quien sabe?