8.7.09

¿... Amor?



.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.


Seguía habiendo silencio.
-... Tal vez princesa... deberíamos regresar a casa, esto no es una buena idea -dijo él.
-¡JAMÁS! ¿Por qué coño vamos a regresar a casa? No lo entiendo... estoy aquí por ti, porque lo decidimos los dos, porque sabemos que estos días van a ser inolvidables... Lo sabes...
-Sí, pero...
-Sí pero nada -le cortó ella - porque no podamos hacer el amor no hay que tirar todo por la borda... todo tiene su momento, y todo llegará lo sé...

-No princesa, no. No entiendes que soy incapaz de follarte, que tienes 17 años, y hay algo en mí que no me deja hacerlo... Yo no sé si son mis principios, la moral, la conciencia... no sé qué coño es, pero me es imposible...
-Me da igual que no me folles, porque me es indiferente. Sólo quiero sonreír a tu lado, soñar a tu lado, vivir a tu lado, permanecer a tu lado para siempre... Quiero seguir sintiendo lo que siente mi estómago cada vez que me acaricias o cada vez que me besas... Quiero estremecerme con cada caricia y con cada palabra... Quiero seguir contigo. Siempre.
Volvía a reinar el silencio en el coche. Ahora era él quien miraba. La miraba a ella. Ella estaba pensativa... Pensaba en todo aquello que había dicho. Cosas que jamás habría dicho. Eran cosas bellas y sinceras, salidas directamente del corazón... ¿Qué le estaba pasando?
-Anda princesa, vístete que tenemos que seguir con el viaje...
-Vale... pero...
-Qué.
-Que yo creo que, te... -no terminaba de decir aquello que quería decir.
-¿Sí?
-Que creo que... -sólo le faltaba un mínimo esfuerzo - creo que tenemos que irnos y seguir con el viaje, sí.

No fue capaz de decir aquello que sentía y que quería decir... Que creía que le quería. El bloque de hielo que era, empezaba a derretirse...
-Sí, es lo mejor.
-¿Has visto mi sujetador?
-Yo lo desabroché con una sola mano... y no, no sé donde está...
Los dos sonriéron. Entonces se besaron lentamente, con caricias llenas de dulzura y cariño. Y es que ella empezaba a derretirse y a mezclarse con el agua líquida de él, debido a una posible causa ¿amor?
.

4 comentarios:

Perezoso dijo...

Y a veces qué difícil es decir esas dos palabras llenas de sentimientos, aunque desees decirlas.

Un beso!

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

Te he otorgado un premio te pasas a buscarlo?

Ela dijo...

poco poco se fueron envolviendo en el

Aiser dijo...

A veces es tan difícil decir "Te quiero" pero tarde o temprano se termina diciendo...
¿Le pasará a ella igual?

Besos.